viernes, 28 de abril de 2017

CARACOL COMPAÑERO, ERES MI CASA.






A la vuelta de la esquirla, 
donde hieren los fracasos.
En el hueco que tus brazos,
me inventan una caricia.
Cuando se apagan las luces 
y las verdades se agrisan
y entre almohada y almohada, 
ya no hay nada que nos mienta: 
ayer, hoy, mañana, 
está mi lugar en blanco, 
donde escribir con la tinta 
que huele a historias muy nuestras, 
versos inquietos 
de disonantes palabras,
rimas oscuras 
con rumbosas añoranzas,
pero siempre, siempre, siempre.... 
palabras enamoradas.

4 comentarios:

  1. El caracol tiene mala fama, sera la envidia de saber que tiene casa, que puede guarecerse de los pesares y desamores cuando quiere. Palabras enamoradas ponen acento en la conversacion aunque no
    haya interlocutor. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. No sabía, que el caracol tuviera esa fama.... Yo quise poner el acento, en el abrazo, en el hueco parecido a un caracol, donde me siento protegida, que es mi hogar, y entonces en ese caracol, con mi compañero, llevando el hogar a cuesta, siempre hay un lugar donde amar, y escribir poemas de amor, ese lugar en el mundo, que todos deseamos encontrar.
    Gracias Ester por pasar y comentar. Eres muy generosa y amable. Otro abrazo para tí!!!

    ResponderEliminar
  3. un poema de amor, me gustó mucho.

    ResponderEliminar
  4. De ahí que la vida merezca celebrarse! Intensos versos, hermosa imagen!
    Un abrazo, compañera!

    ResponderEliminar

apuntas algo?

navidad bloguera

navidad bloguera
gracias Mónica!!!!!!